Archivo de etiqueta: sentido de vida

Los hijos: una oportunidad para crecer como personas

de

Educar es una de las labores más importantes que puede realizar un ser humano ya que, a través de ella, los niños van descubriendo quiénes son y quiénes pueden llegar a ser. Desde edades muy tempranas comienza a perfilarse la conexión – o desconexión – con la vida, el manejo de las situaciones difíciles, el tipo de relaciones que se establecen con los demás, la conciencia de los propios recursos, los sentimientos hacia uno mismo y cómo se sitúa uno ante el mundo.

Educar no es transmitir información o conocimientos. La vida es mucho más que eso. Educar es acompañar en el camino del autodescubrimiento, apoyar en los momentos de dificultad, y ofrecer las herramientas, estrategias y posibilidades para que los niños puedan adentrarse en la aventura de la vida confiados y encontrando su propio sentido.

Tu voto:

El canto de las sirenas y el costo de no ser uno mismo

de

El traicionar los propios ideales, por una necesidad del reconocimiento de otros o por la creencia de que eso hará que otro u otros se queden a nuestro lado, es una decisión inmadura, que puede generar mucha frustración, sufrimiento e insatisfacción.
Algunas formas en las que podemos reconocer si nuestra vida está valiendo la vida, puede ser a través de:
Encontrar a alguien con quien compartir el corazón, los proyectos, los sueños y la vida entera o también, apartar algunos de nuestros talentos al servicio de nuestra comunidad.

Tu voto:

Terapia Gestalt presencial y en línea

de

La terapia en línea se basa principalmente en proponer una comunicación virtual entre terapeuta y paciente, sin que por ello se pierda la seriedad, ni deje de haber un compromiso recíproco en el proceso. Es un apoyo para las situaciones de crisis personales y familiares, la pérdida del sentido, problemas emocionales como la ansiedad, la depresión, orientación sexual, crisis de soledad, duelos por muerte o pérdidas y mucho más.

Tu voto:

¿Son las experiencias de vida, producto de la buena o mala suerte?

de

Calificar las experiencias de la vida como buenas o malas, o como producto de la buena suerte o de la mala suerte, es una manera simplista y limitativa de ver las cosas. En realidad, no existen experiencias buenas o malas, absolutamente todas nuestras vivencias, por placenteras o dolorosas que sean, nos ofrecen posibilidades para crecer, para tomar consciencia de todo lo que tenemos, de nuestros recursos y de nuestras riquezas. La clave está, en el fondo, en saber encontrar el sentido de dichas experiencias, de tal manera que nos abran las puertas y nos ayuden a trascender tal y como lo promueve la resiliencia. Un ser resiliente, es aquel que no sólo trasciende el dolor, sino que crece a través de él y se fortalece convirtiéndose en una persona más sabia, plena y feliz.

Tu voto:

Resiliencia: las capacidades para enfrentar la adversidad

de

Tu voto: